El 27-S según el CIS

Los catalanes son más bien pesimistas en cuanto a la situación general de Cataluña y la mayoría considera que está peor que hace tres años —39’7% de los encuestados—. También son críticos con la gestión de los últimos tres años, y solo el 26% considera que ésta ha sido buena o muy buena. Sin embargo, cabe destacar que los catalanes puntúan mejor a Artur Mas que al conjunto del Gobierno catalán: más del 32% considera que su gestión fue buena o muy buena.

En cuanto a cuáles son los principales problemas para los catalanes, de acuerdo con la agenda política y la agenda mediática, cabría esperar que el problema que ocupase el primer puesto fuese la independencia de la comunidad autónoma. Sin embargo, para los catalanes, como para el resto de españoles, el principal problema de Cataluña en la actualidad es el paro, con un 50’2%. También es cierto que se trata de un porcentaje menor que en el conjunto de la sociedad española y, por otro lado, se observa una inversión en la relevancia temática entre la agenda pública española —en la que apenas aparece el problema de los independentismos— y la agenda pública catalana  —en la que la independencia ocupa el segundo puesto, con un 13’9 %—. Pero a este porcentaje que se refiere explícitamente a la independencia y el autogobierno, habría que sumar los porcentajes otorgados a otras categorías ligadas intrínsecamente al proceso soberanista:

  • ‘Financiación y pacto fiscal’ ocupa el tercer puesto, con un 12’5%.
  • ‘Que no dan el derecho de autodeterminación’ se sitúa en el sexto puesto con un 9%.

Es decir, si se agrupasen los tres epígrafes, sumaría un 35’4%, un porcentaje bastante más cercano al que ocupa el primer problema de la lista.

Intención Voto Directa

Las preguntas 11 y 12 del cuestionario del CIS plantean al entrevistado quién cree que va a ganar y quién le gustaría que ganase, independientemente de a quién vaya a destinar su sufragio. Ambas cuestiones tratan de rastrear cómo se mueve el clima de opinión, como ya demostró en su teoría La Espiral del Silencio la politóloga Elisabeth Noëlle Neumann.

quién cree_quién quiere

En primer lugar, la coalición pro independencia Junts pel Sí que lidera todas las encuestas también aparece en primer puesto en el barómetro del CIS. Pero hay una diferencia notable entre lo que los catalanes “creen” que va a pasar con la coalición y lo que “quieren” que le suceda. Mientras más de un 58% cree que los independentistas ganarán las elecciones, solo el 36’5% quiere que así sea. Es decir, la percepción de que van a ganar es 20 puntos más alta que el deseo de que la coalición Junts pel Sí sea la vencedora el próximo 27-S.

Es imposible determinar la razón última por la que se ha producido este hecho, pero aquí apuntamos algunos motivos que podrían justificarla:

  • La elevada presencia de Junts pel Sí en los medios de comunicación.
  • El control de la coalición de la agenda temática en campaña: apenas se habla de otros temas que no sean la independencia.
  • Los resultados de los sondeos que, uno tras otro, apuntan a la victoria de la coalición.
  • La notoriedad que el poder otorga a cualquier partido. El candidato que ya está en el poder —aunque en este caso se mantenga que Mas no es el candidato— siempre es más reconocido por la población en general.

Por eso, coincidimos con el análisis elaborado en el blog Metroscopia en el que afirman que “quizá el voto soberanista esté algo sobredimensionado en su verbalización”.

El mismo análisis aplicado al resto de las formaciones políticas refleja que el apoyo a los partidos tradicionales (PP y PSOE) se dobla si tenemos en cuenta el deseo de los ciudadanos en lugar de su creencia sobre lo que puede pasar. En el caso de Ciutadans y Catalunya Sí que es Pot, casi triplicarían su resultado. La CUP pasaría de no tener representación a cosechar el 5% de los sufragios.

Modelos territoriales del Estado.

Modelos territoriales

Destaca como la categoría más elegida ‘Un Estado en el que se reconociese a las comunidades autónomas la posibilidad de convertirse en estados independientes’. La apuesta por esta fórmula no quiere decir que todos estuvieran a favor de una Cataluña independiente, sino que ha calado profundamente el discurso del derecho a la autodeterminación como un valor positivo y democrático. La siguiente opción más refrendada es aquella que afirma que las comunidades autónomas deberían tener más autonomía que en la actualidad, lo que, de nuevo, no quiere decir que sean independientes.

Laura Carnicero

Laura Carnicero

Zaragoza (España). Graduada en UniZar. Actualmente, en Heraldo de Aragón. Antes en El Periódico de Aragón y Cadena SER Aragón. Máster en Comunicación Política por la UCM. Análisis de encuestas e investigadora de las percepciones ciudadanas de la mentira política. Apasionada de los periodos electorales. En lcarnicero@politizen.info y @laucarni
Laura Carnicero