Una oportunidad para el PSOE

La situación política en la que se encuentra nuestro país es bastante compleja y necesita un cambio profundo cuanto antes . La ciudadanía está distanciada de los políticos como nunca. El ciudadano se siente ajeno a la vida política, totalmente incomprendido y se da cuenta de que los partidos y los políticos le utilizan en las elecciones.

Hace ya casi dos meses que se celebraron las elecciones municipales y autonómicas en España. La participación final fue del 64,94% del total del censo, lo que supone cerca de 23 millones de votos. En la convocatoria anterior, en 2011, el porcentaje fue del 66,16%, ligeramente superior a la de este año. Esto le pasa factura a los partidos: los tradicionales —PP y PSOE— no consiguen retener a esos ciudadanos desafectos, no renuevan su confianza. El Partido Popular fue el que peor parado salió la noche del 24 de mayo, perdiendo cerca de dos millones y medio. El PSOE, por su parte, perdió en torno a los 700.000.

Sin embargo, el PSOE ha acumulado mucho poder con los pactos postelectorales. Comunidades tradicionalmente bastiones del PP han quedado en manos socialistas desde hace unos días gracias a apoyos y pactos de gobierno o de investidura. Por ejemplo la Comunidad Valenciana o las Islas Baleares. Feudos de trayectoria socialista como Extremadura o Castilla la Mancha han vuelto a pintarse de rojo tras cuatro años en manos del Partido Popular. Pero en ninguna comunidad han logrado gobernar de manera autónoma. El nuevo partido de Ciudadanos ayudó en Andalucía el pasado mes de marzo, y el otro debutante, Podemos, ha puesto de su parte en Extremadura, Comunidad Valenciana o Castilla la Mancha. También Asturias podría repetir socialista si Izquierda Unida lo permite.

En los miles de ayuntamientos de España ha ocurrido lo mismo: el PSOE se ha hecho con muchas alcaldías pero siempre con el apoyo de varios partidos, en ocasiones hasta un total de cinco. Los socialistas han perdido cerca de mil concejales respecto a las pasadas elecciones; consiguieron algo más de 20.000 ediles. No obstante, por ejemplo ha sido en la Comunidad Valencia donde el PSOE ha logrado más alcaldías por autonomía: más de 226 de los 542 municipios valencianos —según ‘El Confidencial’— tras el desplome del PP que en este caso pierde casi todo su poder local.

mapa, el mundo
Capitales de provincia: comparación 2011 – 2015 / El Mundo

Lo mismo ocurre en las capitales de provincia: Sevilla, Alicante, Castellón, Palma de Mallorca, Lugo, Huelva, Toledo, Soria, o Lérida tienen ahora alcaldes o alcaldesas socialistas. Un total de 17 provincias han dejado de ser del PP para teñirse de rojo; no hay que olvidar que en 2011 el PSOE sólo obtuvo seis capitales.

De lo anterior se extrae que en las comunidades donde los socialistas gobernaban seguirá la marca del PSOE tras el 24 de mayo, Andalucía y Asturias. Y que ayuntamientos como el de Toledo han seguido en sus manos, o que han recuperado Sevilla por ejemplo, aunque no hay que olvidar que han perdido Zaragoza o Cuenca. Regiones y ayuntamientos que tienen algo en común: pactos.

Prácticamente un mes después de aquel 24 de mayo, Pedro Sánchez se alzaba como candidato a la Presidencia del Gobierno con el PSOE. Eso sí, no tuvo que someterse a unas primarias al haber sido el único aspirante que consiguió los avales necesarios de la militancia. “Con humildad y emoción, acepto la candidatura del Partido Socialista Obrero Español a la Presidencia del Gobierno de España”, decía Sánchez tras la reunión extraordinaria del Comité Federal del partido donde fue proclamado.

El confindencial, Sánchez
Sánchez el día que fue proclamado candidato a la Moncloa / El Confindecial

Una enorme bandera de España detrás de Sánchez sorprendió a todos los socialistas en su proclamación. A día de hoy sigue sin tener una explicación razonable, más allá de una ‘reivindicación’ como han apuntado algunos, pero para muchos otros Pedro no aterrizó con buen pie. Además Sánchez ha tenido, y tiene, quebraderos de cabeza para cerrar pactos de gobierno en ayuntamientos y autonomías.

También con vistas a la Moncloa Pedro Sánchez presentó a su equipo para elaborar el programa socialista de las próximas elecciones generales.  Según el diario ‘El País’, el ya candidato recupera a algunos altos cargos de José Luis Rodríguez Zapatero para trabajar de cara a noviembre. De diferente procedencia, de distintos ámbitos y de variada formación, once personas ayudarán a Sánchez en esta carrera que acaba de emprender.

Son más de 700.000 los españoles que han dado la espalda al PSOE en la última cita electoral. Pero por el contrario el partido ha acumulado bastante más poder que en las elecciones municipales y autonómicas de 2011. No se llegaron a los seis millones de votos en mayo, pero el techo socialista está mucho más alto, superando los once. Es esta una oportunidad para recuperar el electorado perdido además del nuevo o del indeciso, empezando a ganar personas desde los ayuntamientos, logrando la confianza de los españoles. Pedro Sánchez ya ha conformado su equipo y debe estar atento con los pactos, con las propuestas, con sus declaraciones y con sus actos. Aunque el PSOE no vaya solo en estos cuatro años de gobierno autonómico y municipal, debería de sobresalir sobre el resto si quiere mejorar.

Ahora más que nunca esa gente desencantada de la política vuelve a tener la oportunidad de votar en las urnas el próximo otoño. Y por ello el partido debe de trabajar desde ya: hacer ver que algo empieza a moverse; tener como finalidad ser el PSOE que algunos llaman ‘el de antes’.

Carlos López

Carlos López

Santa Pola (Alicante). Licenciado en Periodismo por la Universidad Miguel Hernández de Elche.
Máster en Estudios Avanzados en Comunicación Política por la Universidad Complutense de Madrid. Becario en la Secretaría de Movimientos Sociales del PSOE, Madrid. 
Carlos López

Latest posts by Carlos López (see all)