Nuevos pactos, viejas metáforas

Karl Marx comenzaba el 18 Brumario de Luis Bonaparte señalando que los grandes acontecimientos se repiten a lo largo de la historia, “una vez como tragedia y la otra como farsa”.  Más allá de tragedias y farsas, lo cierto es que en Comunicación Política, relatos, términos y metáforas que estuvieron de moda en el pasado vuelven a repetirse cada cierto tiempo, en un intento de reeditar el éxito que tuvieron antaño.

El mejor ejemplo lo estamos viviendo en el proceso de formación (más bien intento) de nuevo gobierno en España. Además de la utilización de significantes vacíos como “cambio”, “reformas” o “progreso“, que resurgen una y otra vez en todas las citas electorales, Pedro Sánchez y Albert Rivera han ‘resucitado dos discursos muy significativos en la historia reciente de la democracia española:

  • ‘La pinza’

“Podemos ha votado con el PP en contra de un presidente socialista”, este es el mantra que repiten los miembros del PSOE en los medios de comunicación tras el NO de Pablo Iglesias a la investidura de Pedro Sánchez, aludiendo a una especie de ‘pinza entre Podemos y PP, en un intento de responsabilizar a Iglesias ante la opinión pública de que no haya un “gobierno de cambio”.

Pedro Sánchez en el Congreso durante el debate de investidura.
Pedro Sánchez en el Congreso durante el debate de investidura.

Esta técnica no es nueva. Allá por los inicios de la década de los 90, el Gobierno socialista de Felipe González vivía sus tiempos más difíciles. La ilusión por el cambio que había posibilitado su victoria en 1982, se había convertido en hastío por la crisis económica, las medidas de ajuste, el terrorismo de Estado y los casos de corrupción. En esta coyuntura, González aprovechó la oposición crítica de Julio Anguita —líder de Izquierda Unida— para acusarle de formar una “pinza” junto a la derecha de José María Aznar —líder del PP—.

Pocas cosas hay tan eficaces en el terreno de la Comunicación Política como las metáforas, palabras que, de forma sencilla crean una imagen en la cabeza del electorado, independientemente de que esta tenga algo que ver con la realidad. De ahí el éxito de la estrategia de ‘la pinza’, que logró frenar el ascenso de Julio Anguita y aglutinar el voto útil de la izquierda en torno al PSOE.

  • ‘La transición’

Albert Rivera ha resucitado, durante toda la campaña y en el debate de investidura, el gran relato de democracia española, el de ‘la transición’. Este proceso histórico, por el cual se pasó de forma ordenada y gradual de las instituciones franquistas a las instituciones democráticas, ha sido mitificado como un hecho heroico surgido del consenso de la sociedad española y encabezado por los líderes políticos de entonces, especialmente Adolfo Suárez.

Albert Rivera en el Congreso durante el debate de investidura.
Albert Rivera en el Congreso durante el debate de investidura.

La necesidad de una “segunda transición”, basada en “pactos de Estado”, ha sido la principal arma dialéctica del líder de Ciudadanos para convencer a la ciudadanía y al resto de partidos de las bondades del acuerdo firmado con el PSOE. De ahí las continuas referencias a Suárez por parte de Rivera, en un claro intento de heredar el capital político de una figura de prestigio.

Lo cierto es que los mismos relatos no son igual de eficaces en diferentes contextos, sino que su éxito depende de las circunstancias en las que se utilizan. En la actualidad, la alternativa al pacto firmado por PSOE y C´s no es la dictadura —como sí lo era durante la transición postfranquista— sino la posibilidad de llegar a pactos alternativos para llevar a cabo otras políticas. Por este motivo, parece difícil que los ciudadanos que han votado programas electorales incompatibles con dicho acuerdo lo acepten de buen grado.

Del mismo modo, en esta ocasión no está tan claro que pueda funcionar el relato de ‘la pinza’, debido a que el pacto del PSOE con una fuerza como Ciudadanos —situada a la derecha del espectro político—, junto con la enemistad manifiesta entre PP y Podemos, hacen más difícil que la ciudadanía asuma la hipotética colaboración entre Iglesias y Rajoy que los socialistas intentan transmitir.

Álvaro Justo

Álvaro Justo

Licenciado en Periodismo (URJC). Máster en Estudios Avanzados en Comunicación Política (UCM). Experiencia como corrector de estilo en prensa escrita y como redactor en medios online.
Álvaro Justo

Latest posts by Álvaro Justo (see all)