¿Quién es quién en la Unión Europea?

Sean legítimos o no, la Unión Europea está repleta de clichés. Reino Unido es el rebelde, Alemania la mano dura, los países nórdicos los ejemplos de corrección y así, un largo etcétera de ideas que unen y desunen los delicados nudos de los que todavía cuelga el proyecto europeo. Ante esto, lo cierto es que en la práctica, la UE es un batiburrillo de 28 países muy diversos y, en muchos casos, completamente opuestos entre sí en cuanto a tradiciones, culturas y formas de concebir aspectos como la política, la economía o los problemas sociales.

Aún hoy, tras más de 20 años desde su creación definitiva, asistimos frecuentemente a episodios en los que entra a debate la idoneidad de la Unión Europea, la necesidad o no de una mayor o menor pérdida de soberanía nacional, así como los riesgos que supone otorgar el respaldo económico a un Banco Central. Y por supuesto, los beneficios o perjuicios que supone ser miembro del ‘club’.

Bajo este complejo escenario, ¿quién es quién realmente en la Unión Europea? Para contestar, no hay mejor forma de aproximarse a cada uno de los países que conocer qué piensan los ciudadanos de cada Estado. Para ello, tomaremos como referencia el último Eurobarómetro publicado por la Comisión Europea en diciembre de 2015.

En primer lugar, es lógico comenzar por algo tan básico como el sentimiento de pertenencia. ¿Quién se siente más europeo y quién menos? Luxemburgo encabeza la lista con un 85% de ciudadanos que asegura sentirse europeo, seguido por Malta con 82%, Lituania con 77%, Irlanda y Dinamarca con 76% y, aunque nos pueda extrañar, España con 75% de la población. Por el lado negativo, el mayor rechazo se encuentra en Bulgaria con 52% que asegura no sentirse europeo, al que sigue Chipre con 51%, Italia y Grecia con 50% y Reino Unido con 47%. Este último caso destaca dado el actual debate sobre la salida de las islas británicas de la UE en el que se ve que 52% de los británicos dicen sentirse europeos.

Sentimiento europeo
Gráfico que muestra el sentimiento de pertenencia de los ciudadanos europeos.

Igualmente, es necesario analizar uno de los aspectos que en estos momentos, más nos mantiene ‘unidos’, como es nuestra moneda compartida. ¿Quién está más a favor de su uso y quién menos? Lo vemos. Entre los países más afines al uso del euro, se encuentra Estonia con el 82% de sus ciudadanos a favor, seguido por Luxemburgo (80%), Bélgica (79%), Eslovaquia (78%) y Eslovenia (77%). Mayores diferencias se encuentran en el otro lado, en el que República Checa y Reino Unido son los más contrarios al euro, con solo 20% de población a favor, seguido por Suecia con 23%, Dinamarca con 30% y Polonia con 34%. Estos datos muestran como, por lo general, los países más periféricos son los que más se oponen a la existencia del euro.

Gráfico que muestra el grado de aceptación o rechazo del euro.
Gráfico que muestra el grado de aceptación o rechazo del euro.

¿Y qué ocurre con un asunto tan delicado como el libre movimiento de ciudadanos entre los países de la UE? Sus principales valedores son Lituania con 94%, Estonia (92%), Letonia (91%) y un quíntuple empate en 88% de Luxemburgo, Eslovaquia, España, Alemania y Grecia. En cuanto a los que están en contra, hay que destacar que en todos los países hay una mayoría que aboga por mantener la libre circulación. En este sentido, es en Reino Unido donde hay un mayor porcentaje de población contraria con 29%, seguido por Austria (28%), Dinamarca (23%) Bélgica (20%) y Hungría e Italia con 19%.

Ahora bien, hemos hablado del sentimiento de sentirse europeo, ¿pero qué hay de la opinión sobre la importancia de la opinión del país importa en el seno de la Unión Europea? Nos encontramos con que los ciudadanos de Dinamarca son los que opinan que su voz importa, con 72% del total, seguido por Suecia con 69%, Croacia con 68% y Holanda con 57%. Pese a lo que se podría pensar, solo 49% de la población alemana cree que su voz es relevante en la UE. Mientras tanto, tan solo 15% de Chipre y Letonia cree en la importancia de sus voces, a los que sigue Grecia con 16%, Estonia con 17% y República Checa con 22%. En España esta cifra llega a 31%.

Gráfico que muestra la percepción de importancia de la voz de cada país dentro de la UE
Gráfico que muestra la percepción de importancia de la voz de cada país dentro de la UE

En este punto, toca mirar al futuro y ver lo optimistas que se muestran los ciudadanos de cada país en cuanto al futuro de la UE. Irlanda es el país en el que existe el mayor número de población optimista con 76%, cifra que desciende hasta 73% en el caso de Rumanía, 70% en Polonia y 69% en Croacia y Malta. España también se muestra bastante optimista con 60% de los ciudadanos. Por otro lado, Grecia encabeza el pesimismo con 63%, seguido por Chipre con 58%, Austria con 56%, Francia con 52% y República Checa, con 51%.

A pesar de este optimismo, no olvidemos que la situación económica en algunos de los países de la UE todavía es un problema a tener en cuenta. ¿Pero cómo sienten los ciudadanos de cada país la situación económica local? Encontramos que Alemania cuenta con un mayor porcentaje de población que asegura que su economía está bien, con un 86%, Malta y Luxemburgo en segundo y tercer lugar con 85%, Dinamarca con 83% y Holanda con 79%. Al contrario el 97% de los griegos piensa que su economía está mal, seguido por el 91% de Portugal, 90% de España, 88% de Bulgaria,  85% de Chipre e Italia y 83% de Francia.

Llegados a este punto, concluimos este análisis con una de las preguntas principales, que es la que muestra los problemas que más preocupan a los ciudadanos europeos. Hay que resaltar que en estos momentos, en el conjunto de los 28, la inmigración es el claro vencedor con 58% del total, seguido por el terrorismo con 25%, la situación económica con 21%, así como el desempleo y el estado de las finanzas públicas, ambas con 17%. El mayor aumento se ve en la inmigración, de 20% en tan solo seis meses, mientras que la situación económica desciende 6% en este mismo periodo.

La pregunta es ¿todos compartimos las mismas preocupaciones? Lo cierto es que no. Al hacer la misma pregunta en referencia a los problemas propios de cada país, vemos como la inmigración supone el principal problema para los ciudadanos de Alemania (76%), Malta (65%), Dinamarca (60%), Holanda y Austria (56%), Suecia (53%), Eslovenia (48%), República Checa (47%), Estonia (45%), Reino Unido (44%), Bélgica (38%) y Luxemburgo (35%).

Por su parte, el desempleo y la situación económica es el principal problema para Chipre (71%), España (69%), Portugal (62%), Croacia (61%), Grecia (55%), Francia (54%), Eslovaquia e Italia (46%), Finlandia (42%), Bulgaria (39%), Polonia (37%) y Hungría (36%). Otros como Lituania (47%) están más preocupados por la inflación; Irlanda (34%) por el mercado inmobiliario o Rumanía (29%) por la salud sistema de seguridad social.

Principales problemas en cada uno de los países de Europa según sus ciudadanos
Principales problemas en cada uno de los países de Europa según sus ciudadanos

Ahora que ya nos podemos hacer un mapa de quién es quién en Europa, también podemos llegar a la conclusión de que pese a los años que la Unión Europea lleva en pié, Europa sigue siendo un conjunto de países en los que problemas, sentimientos, situaciones nacionales o posiciones frente a las políticas comunitarias, siguen presentando una gran diversidad.

Puedes consultar el Eurobarómetro completo aquí.

Rubén López

Rubén López

Licenciado en Periodismo (URJC). Máster en Comunicación Política (UCM). Diplomado en Periodismo Económico (URosario, Colombia). Experiencia de periodista en diario La República (Colombia), Gestiona Radio y como columnista del Independiente de Hidalgo (México)
Rubén López

Latest posts by Rubén López (see all)