¿Quién vota a Podemos?

Desde que en marzo de 2014 Podemos se registrara para concurrir a las elecciones europeas que se celebraban ese mismo año, el panorama político español se ha visto revolucionado.

Pablo Iglesias en un acto de Podemos  AFP PHOTO / DANI POZO
Pablo Iglesias en un acto de Podemos AFP PHOTO / DANI POZO

Las claves de la entrada de Pablo Iglesias, líder de Podemos, en las casas de los ciudadanos fueron su alianza con las redes sociales, tanto para la publicación como para la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones, y especialmente la presencia de Iglesias en numerosos y diversos platós de televisión. Esto provocó que, a pesar de que antes de los comicios europeos las  encuestas le pronosticaban entre uno y tres eurodiputados, Pablo Iglesias se encontrara entre los candidatos más conocidos (solo por detrás de Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano). Con el escrutinio de los votos Podemos pulverizó todos los pronósticos al alcanzar los cinco eurodiputados al Parlamento Europeo en la noche del 25 de mayo.

Ni medios de comunicación ni partidos políticos esperaban este resultado para la joven formación en las elecciones europeas. Sin embargo, Podemos no fue el primero en oír la desafección política en las calles ni el descontento de los ciudadanos. Otros, como Ciudadanos (2006) y Unión, Progreso y Democracia (2007) surgieron para reclamar una nueva forma de ejercer la política. No obstante, ninguno cosechó los apoyos que consiguió la nueva formación nacida en la Universidad Complutense.

Las encuestas llevan meses reflejando el auge y la consolidación de Podemos, incluso se les posicionó como el primer partido en intención directa de voto a finales del año pasado (18,1% según el barómetro electoral de diciembre de Metroscopia), y reafirman la caída del bipartidismo (de aglutinar más del 70% de los votos en las elecciones generales de 2011 a representar menos del 50% en las elecciones al Parlamento Europeo de 2014).

Este cambio de tendencia, en el que Podemos pasa de obtener algo más del 7% de los votos en las elecciones europeas a obtener más de un 17% de intención de voto directo según varias encuestas a nivel nacional, se produce en el mes de octubre. Sin embargo, en la última encuesta de Metroscopia (abril de 2015) se refleja un empate técnico entre Podemos, Partido Popular, Partido Socialista y Ciudadanos, siendo la formación de Pablo Iglesias la primera en intención directa de voto con poca diferencia respecto a sus competidores políticos, y el desplome de Izquierda Unida y, sobre todo, de UPyD.

Metroscopia, barómetro de abril de 2015
Metroscopia, barómetro de abril de 2015

Pero, ¿qué tipo de votante es el que se decanta por Podemos? Basándonos en el análisis de las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (especialmente en la encuesta postelectoral de las elecciones europeas de 2014 y en el barómetro de enero de 2015, el último disponible que contiene la intención directa de voto), las características del electorado de la formación de Pablo Iglesias son las siguientes.

En primer lugar, hay que destacar que el votante de Podemos procede mayoritariamente del PSOE, aunque Izquierda Unida también se ha visto muy afectado por la aparición del nuevo partido político. Asimismo, el partido de Pablo Iglesias también consigue ‘arrebatarle’ una parte de su electorado al Partido Popular.

En cuanto al sexo, desde los comicios europeos el voto de los hombres ha sido ligeramente superior al de las mujeres. Sin embargo,  según han ido pasando los meses esta diferencia se ha acrecentado hasta llegar a los 80 puntos de diferencia en enero de este año, siendo el partido que más diferencias presenta entre hombres y mujeres.

Intención directa de voto Total
PP PSOE Podemos Ciudadanos
Sexo de la persona entrevistada Hombre 158 147 279 32 616
Mujer 163 160 199 20 542
Total 321 307 478 52 1158

Fuente: CIS. Elaboración propia (SPSS)

Por edad, pese a que en un primer lugar puede parecer que son los más jóvenes (de entre 18 y 29 años) los que sienten mayor simpatía por Podemos, tras el estudio de las encuestas observamos que este colectivo es el segundo que más se decanta por la nueva formación, siendo los votantes de entre 30 y 49 años los que se muestran más favorables de votar a Pablo Iglesias. Esta tendencia va disminuyendo según aumenta la edad del encuestado.

Otra de las variables más influyentes a la hora de analizar las tendencias de voto es el nivel de estudios.  En el caso de Podemos, la mayor parte de los encuestados que se muestran favorables a votarlos en las próximas elecciones afirman tener estudios superiores, reduciéndose considerablemente en el caso de los que solo tienen estudios primarios.

Considerando ahora la autoubicación en la escala ideológica, en la que 1 es extrema izquierda y 10 extrema derecha, la mayoría de los encuestados que se decantan por Podemos eligen el 3 y colocan a la nueva formación política en el 2. Por lo tanto, el votante de Podemos se define como de izquierdas. Cuando se cambia la escala ideológica por etiquetas políticas, los encuestados que eligen a Podemos se consideran mayoritariamente “progresista”, “liberal” y “socialista”.

Si tenemos en cuenta las cuestiones relacionadas con la economía, cuando se le pregunta a los encuestados que se decantan por la nueva formación política por su situación económica personal las respuestas mayoritarias son “regular” y “buena”. Sin embargo, consideran que la situación económica general es “mala” o “muy mala”. Por lo tanto, no se puede decir que el votante de Podemos sea aquel más afectado por la crisis económica. Además, la mayoría de ellos dicen que se encuentran en una situación laboral “buena”, ya que cuentan con trabajo. Los parados se decantan menos por Podemos, aunque es el segundo partido por el que votan (solo por detrás del PSOE). Las respuestas son las mismas al preguntar por la situación política general. Asimismo, los encuestados que votarían a Podemos si las elecciones se celebrasen en el momento en el que se realizó la encuesta consideran que la gestión del Gobierno del Partido Popular es “muy mala” y la labor del Partido Socialista en la oposición es “mala”.

En cuanto a la clase social, son las viejas clases medias las que más se decantan por Podemos, a mucha distancia de las nuevas clases medias y los obreros cualificados, que son los siguientes en elegir a Podemos. La nueva formación política apenas consigue algún apoyo entre los obreros no cualificados (que apoyan mayoritariamente al PSOE) y la clase alta/media-alta (que continúa fiel al PP).

Las siguientes variables analizadas nos darán una imagen de hasta qué punto está politizado el electorado de Podemos. En primer lugar, hay que tener en cuenta el interés por la política. La mayoría de los encuestados que recuerdan haber votado a Podemos dicen estar “bastante” interesados en la política. Los votantes de Podemos se muestran, según la encuesta postelectoral del CIS, muy activos en las redes sociales, sobre todo en Facebook y Twitter. Esto está relacionado con la importancia que el partido político de Pablo Iglesias le dio a las redes sociales en su campaña electoral como medio para comunicar a los ciudadanos.

Por lo tanto, se puede definir al electorado de Podemos (en el momento en que se realizó la encuesta analizada) como un votante procedente del Partido Socialista sobre todo, aunque también de Izquierda Unida, mayoritariamente masculino, de entre 30 y 39 años (aunque también cuenta con un apoyo amplio de los de entre 18 y 30 años), con estudios superiores, que se considera de izquierdas, cuya economía personal no se ha visto demasiado afectada por la crisis económica, pero que considera que tanto la situación económica general, como la política es muy mala. Además consideran que tanto PP como PSOE no cumplen correctamente con sus funciones.

Pablo Iglesias e Iñigo Errejón en un acto de Podemos en Valencia. EFE
Pablo Iglesias e Iñigo Errejón en un acto de Podemos en Valencia. EFE

En los últimos meses se ha tildado a Podemos de partido transversal con la intención de atraer al votante de centro (recordemos que los encuestados lo consideran un partido más cercano a la extrema izquierda que al centro-izquierda). Sin embargo, la transversalidad de Podemos resulta más evidente al estudiar el discurso de sus dirigentes y sus propuestas políticas. No obstante, es algo que se refleja menos en las encuestas, ya que no hay cambios significativos entre las características del electorado de Podemos en la encuesta postelectoral de las elecciones europeas y el barómetro de enero.

En cualquier caso, a diferencia del partido liderado por Alberto Garzón, la formación política liderada por Pablo Iglesias es consciente de que presentándose como un partido de izquierdas es difícil llegar a la Moncloa. Por ello, Podemos se presenta como “el partido del sentido común, en el que cabe todo el mundo”, según el propio Iglesias. El objetivo de Podemos de cara a las próximas elecciones generales es atraer al votante de centro sin perder al electorado de izquierdas.

Marian Simón

Marian Simón

Albacete (España). Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Estudios Avanzados en Comunicación Política. Colaboradora en Telva (Documentación), Punto de Encuentro Complutense, La Huella Digital y La Marioneta Digital.
Marian Simón

Latest posts by Marian Simón (see all)